La vela de Nordelta, siempre presente

7 diciembre, 2016 Club Nordelta

Por Carlos Salgado.

El pasado 19 de noviembre de 2016 se cerró la XI Copa Nordelta de Vela. Una regata muy divertida, como siempre en este lago lleno de misterios a la hora de encontrar los lugares donde se esconde el viento, que aunque no lo veamos siempre está.

Tomaron la punta de entrada los dos cata one de Sulc y Gilles, seguidos de cerca por el Snipe de Correa-Guzman, los 470 de Salvia-Barzi, Salgado-San Martín , Gonza Salvia-Lameroli y el Europa de Vago. El viento del sector NO, provocaba momentos variables, con encalmadas y rachas que oscilaban entre 4 y 11 kts, lo que obligó a los regatistas a esmerarse al máximo para aprovechar las prestadas que iban apareciendo, lo que hace que las regatas en este escenario siempre sean muy cambiantes y atractivas.

Promediando la primera vuelta , mientras seguían en punta los Cata seguidos por el 470 de Salvia Barzi, se produjo el sorpasso de Salgado San Martin sobre el Snipe de Correa Guzmán merced a una prestada que les permitió descontar unos 150 metros en pocos instantes en una gran ceñida del 470, según palabras del propio Guzmán.

Era el comienzo de la segunda y última vuelta y el pequeño diablillo de Olivos no iba a quedarse mirando. Palo y palo hasta la boya 1, con algunos cruces en los bordes para el infarto. Viraron primero con lo justo Guzmán-Correa en dicha boya y coincidiendo con una baja en la intensidad del viento, se inició un avance imparable del Snipe construido por Longarella, superando a continuacián al 470 de Salvia-Barzi y a los catamaranes de Sulc y Gilles sobre la misma linea de llegada, para ganar por apenas 16 centésimas de segundo, después de 1h 23m de regata.

Los catamaranes y los 3 clase 470 llegaron todos bastante juntos y algo después el Europa de Vago y el Micro de Soto, las principales victimas de la caáda de la intensidad del viento en el final. Como dice Santi Salvia, “cuando hay viento navegamos, cuando se va, vamos para atrás” algo que también le cabe a Salgado San Martín, ambos 470 con 160/170 kg en su tripulación, unos 40 kg por encima de lo que dicen los libros de la clase. Pero las pastas frescas de La Elbita son una tentaciÓn imposible de superar.

Brillante triunfo de GuzmÁn-Correa en el cierre de la Copa de Vela Nordelta 2016, un clÁsico de ciudad pueblo. Once ediciones asÍ lo certifican. Indudablemente fue un año difÍcil. Los vientos estuvieron este año poco amistosos con los regatistas. Se corrieron regatas con grandes calmas y otras con fuertes vientos. No se recuerda otra temporada con tantas variaciones. Sin embargo, la pasiÓn por la vela pudo más que el clima y así, se disputaron regatas verdaderamente apasionantes, muy técnicas muchas de ellas, donde la fluctuación de los vientos, los borneos, las encalmadas o las fuertes ráfagas hicieron florecer lo mejor de un grupo de navegantes cada vez más afilado y competitivo.

Juan Guzmán junto a Germán Lameroli y a Ricardo Correa en el gran Snipe construido por Longarella, fueron el rival a vencer en la clasificación general multiclase. Los Catamaranes One, de Diego Gilles y Carlos Sulc, le dieron dura pelea, ganando algunas regatas. Otros grandes animadores fueron Santiago Salvia y Alejandra Barzi en clase 470, la categoría más numerosa del Lago de Nordelta. Salgado y San Martín y Moray-Carpentieri también en 470 no le perdieron pisada, en una clase que se mostró muy competitiva y pareja. Que extraño a su alma máter, Fernando Bertran, quien corrió poco este año por motivos laborales al ser promocionado a los puestos de máxima responsabilidad en su trabajo y a quien se espera para la próxima temporada, al igual que los simpáticos Ranali y Palmero con su mítico Pescado Rabioso y los hermanos Iriarte quienes por viajes y razones personales no pudieron participar en todas las regatas también en clase 470.

La sorpresa del año fue el catamarán hobby cat, ex Sulc, ahora en manos del marsellés Jean Capodano, quien con gran ingenio le hizo unas adaptaciones dignas de un náufrago que dejaron con la boca abierta al resto de los navegantes por la sustancial mejora en la prestación de la pequeña nave. Siempre presente en su legendario clase Europa, Ale Vago fue permanente animador de todas las regatas, con su pequeña y veloz nave, bautizada cariñosamente por el resto de los competidores como el Mini Cooper del lago. Claro que Vago ama los veleros y a veces convence a su esposa Mariana o a sus estudiosos hijos Alejandro Jr y Nacho, en cuyo caso participa con su Snipe.

Imposible pasar por alto al viejo lobo de mar, Don Patricio Petersen, el más sabio y joven de todos los regatistas quien junto a su fiel amigo Franz Soto, se prenden en la lucha con el veloz Microtonner color azul llamado El Secreto, uno de los barcos mas lindos del lago en la categoría de barcos grandes, en la cual suele también competir Santi Salvia y familia con otro microtonner. Se extrañó este año, mayor participación del Cata F 18 de Ricardo Viaggio , Hugo Quercetti y Marcelo Alvarez quienes por motivos personales y familiares faltaron algunas regatas, pero se espera contar con ellos en la temporada 2017.

Un año más de la vela en Nordelta, con un grupo sólido y un núcleo indestructible desde hace muchos años que esperamos siga sumando navegantes que quieran disfrutar del hermoso Lago de Nordelta. No sería justo olvidar la dedicación de tantos años en la organización de Selailú , la Escuela de Vela de Simón y Tomás Virasoro , la colaboración permanente del encargado de la guardería náutica, Hugo Herrera y su ayudante Mario. Y también sería injusto terminar esta reseña sin destacar al navegante que con su asistencia perfecta y su humor inigualable, alegra los terceros tiempos entre café y medialunas al término de cada una de las regatas: hablo del Capitán Médico Dr Hugo Royan con su veloz microtonner blanco y sus anécdotas en el barco hospital.

Y que el año 2017 traiga los mejores vientos para todos.